Por: Erica Valencia, CEO Ectagono.

 

¿Sabías que nuestra comida es Patrimonio Intangible de la Humanidad?

 

Así es, además de encontrarnos entre los países denominados como “megadiversos”, albergando entre el 60 y 70 por ciento de la diversidad del planeta, en el año 2010, la gastronomía mexicana fue considerada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Dentro de nuestros protagonistas se encuentran el maíz, el frijol y el chile, así como la importancia de los pueblos indígenas en el conocimiento culinario, y la preservación e historia.

Mi pasión por vivir cada cultura a través de las tradiciones culinarias de su tierra y de su gente, por medio de sus historias y de la experiencia a degustar con todos los sentidos en cada hogar, se volvió mi forma favorita de disfrutar la vida desde que tengo memoria.

 

Los colores, las texturas, las formas, las composiciones, las combinaciones, el arte, el amor, el esfuerzo, el estudio, los cambios de temporadas, las manos, los procesos, la salud, la estética, los sabores, los olores y toda una narrativa en cada bocado.

 

Cuando decides que tus comidas se vuelvan una experiencia que te nutra por todos lados… la cocina se vuelve una explosión para tus sentidos.

 

En México, la  cocina tradicional, representa a una cultura comunitaria, complementada con la  ancestral, convirtiéndola en una viva.

Hoy más que nunca me acuerdo con una sonrisa, de la frase de siempre de mi abuelo: “Mejor, ponte a sembrar maíz”.

 

Hace unas semanas aprendí el trabajo detrás de hacerlo, además de vivir una experiencia gastronómica, educativa, cerrando con un ritual ancestral y acompañada de su comunidad, de un grupo multidisciplinario de sibaritas y líderes de opinión.

 

La siguiente vez que consumas una tortilla toma en cuenta:

 

Existen alrededor de 64 tipos de maíz, ¿cuántos conoces?

 

Manualmente, se tardan de 2-3 días en sembrar una hectárea.

 

Se pone granito por granito, con micro rizo, (hongo para protegerlo de enfermedades), con el dedo en la tierra, cada dos pasos.

 

Lo que sembramos este día en abril, se cosechará hasta septiembre. Estamos muy emocionados, porque el amor y el entendimiento de los procesos de conservación y restauración, por medio de Tradición al Comal sostendrá a la tierra, a su comunidad, a nuestra cultura y seguirá recuperando nuestra vida como país.

 

Fuente:

-Ecosistemas de México. CONABIO. México. Recuperado de: https://www.biodiversidad.gob.mx/ecosistemas/ecosistemasmx

https://foodandtravel.mx/la-cocina-mexicana-como-patrimonio-inmaterial-de-la-humanidad/